viernes, 26 de noviembre de 2010

La vuelta de los chamanes

Pone los pelos de punta que tenga que ser un Juez el que obligue a vacunar a unos padres a sus hijos. Sería pensable que la divulgación científica está hoy en día al alcance de todo el mundo. Es sabido los estragos que ocasionan enfermedades pandémicas en zonas deprimidas del Planeta. Las farmacéuticas no quieren ni tan siquiera renunciar a sus patentes, impidiendo que los propios países fabriquen sus medicamentos, alegando el alto coste que invierten en investigación, esto hace que muchos países no tengan acceso a estos medicamentos y miles de personas mueran de enfermedades, curables en el mundo Occidental. Entre estos medicamentos están las vacunas.
¿Cómo puede ser que se renuncie a tal avance por creer en teorías "pseudo" científicas? Sin las vacunas oportunas es posible que renazcan enfermedades hoy en día casi erradicadas o de muy baja incidencia.
No estamos como hace cien años, ni tan solo como hace cincuenta. La ciencia ha avanzado a pesar del mercantilismo que pesa sobre todo y en especial sobre nuestra salud. El gran problema de la ciencia ha sido encontrase con mentes cerradas y obtusas, fanatizadas muchas de las veces por creencias religiosas. A pesar de ello y por vericuetos difíciles y penosos que costaron la vida a muchos investigadores, la ciencia avanzó.   Copérnico, Galileo, Tito Brahe y muchos más, eran pensadores preocupados por dar alguna explicación científica a las nuevas ideas aportadas por Aristóteles (traducido ya al latín). Miquel Servet descubridor de la circulación de la sangre y tantos otros que fueron perseguidos, envenenados , e  incluso quemados en la hoguera por sus ideas, pero sus aportaciones permitieron el avance científico. En 1880, Louis Pasteur  y Robert Koch descubrieron los "gérmenes" causantes de algunas enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la rabia, nacía la microbiología. A Pasteur se le debe la vacuna de la rabia.  Un siglo antes un médico rural inglés, Edward Jenner había experimentado ésta técnica para la viruela, habiendo sido expulsado de la Asociación Médica. Su reconocimiento le llegó años más tarde cuando Napoleón mandó vacunar a toda su tropa.  Pero a pesar de la cantidad de muertes que se han evitado gracias a las vacunas, que la vacuna de viruela haya conseguido que ésta enfermedad se haya considerado erradicada en el mundo y que gracias a la de la polio se hayan evitado la muerte de centenares de niños, la historia de la vacuna ha ido acompañada de miedos y temores. Las vacunas siempre han tenido detractores, tal vez despertaba miedos atávicos  o no tan atávicos (los comienzos fueron duros). Tal vez se creía en el sino cruel del destino y cómo quien no nombra la muerte para no convocarla, se ignoran las vacunas. En 1899 estaba previsto vacunar masivamente del tifus a soldados ingleses, pero el miedo les hizo arrojar  las vacunas por la borda y solo 14.000 pudieron ser vacunados, se dispararon los casos llegando a morir 60.000 soldados de tifus.¡Pero era 1899! 
La potabilidad del agua y la vacuna han sido los dos descubrimientos más importantes para nuestra salud.
La Asociación Española de Vacunología explica con claridad el tema de las vacunas en España y concretamente la vacuna en entredicho.

Cito un texto de Francisco Fernández Buey de la revista de Economía Crítica  que a pesar de ser del 2003 tiene total vigencia:
"Una de las consecuencias más sangrantes del aumento de las desigualdades la encontramos en la conjunción de viejas y nuevas enfermedades en el mundo actual. En la época del triunfo de la medicina científica, que se dice, varias enfermedades tradicionalmente vinculadas al subdesarrollo, y que parecían definitivamente erradicadas, rebrotan todavía en las barriadas populares de las megaurbes. El caso más conocido y más mencionado en los congresos científicos es el de la tuberculosis. Pero no es el único. Algo parecido ocurre con la poliomielitis y con el dengue. El dengue, una enfermedad endémica, durante algún tiempo olvidada, y que es provocada por el mosquito aedes aegypti, conocido en Latinoamérica como “patas blancas”, ha vuelto a causar una gran mortandad en los últimos últimos años en Centroamérica y en la India. La Organización Mundial de la Salud calcula que unas 30.000 personas, la mayoría de ellas niños, fallecen cada año en el mundo como consecuencia de los efectos de la variante más grave de esta enfermedad, el dengue hemorrágico. La contaminación de las aguas y la falta de higiene son factores medioambientales básicos en la transmisión de la enfermedad. Las gentes de los lugares principalmente afectados esperan todavía de la medicina científica el desarrollo de una vacuna activa. Pero se da la circunstancia de que el coste del desarrollo y producción de nuevas vacunas en los últimos tiempos ha aumentado tanto que el desfase, también en esto, entre naciones ricas y países empobrecidos se ha hecho insuperable en el actual modelo socioeconómico.Enfermedades nuevas, como el sida o la causada por los brotes recurrentes del virus Ébola, o la encefalopatía espongiforme, conocida como mal de las “vacas locas” (la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob) ponen de manifiesto la unilateralidad de una civilización productivista y mercantilista que no acaba de ser consciente de la crisis que está produciendo".
No se puede comprender que en pleno siglo XXI existan personas que aboguen  por un parto "natural" , cuando el parto es el precio que pagamos por nuestra bipedación.  Que impidan vacunar a niños, o dejen tratamientos experimentados y eficaces en aras a una medicina "más natural," es como decir que todo lo natural es sano y comerse una amanita. 


3 comentarios:

L'Albert dijo...

En tot d'acord Olimpia el tractament de l'aigua, les vacunes i el deixar de fumar fan mes per la salut i la esperança de vida de les persones que tots els hospitals però sempre hem de tenir un espai per qüestionar nos i revisar en cada moment si es la millor opció, això també forma part del pensament científic.

No soc dona i no puc parlar amb total coneixement de causa però tinc entès que si el part natural va com ha de anar es la millor opció tant per la mare i la seva posterior recuperació com per el nadó, això si en un centre i professionals amb totes les garanties .

Olimpia Willemenot dijo...

Jo també estic d'acord amb tú sempre que la opció tingui uns fonaments raonats i científics. En lo del part, considero que si ens poden evitar els dolors del part, no cal reivindicar-los. Els nens néixen igual de sans i les mares no pateixen. ¡L'epidural es un gran invent!
Gràcies per el teu comentari Albert.

Eikaryuu dijo...

MADRE: Las vacunas no se le han aplicado
HOUSE MD: ¿Cree que no sirven?
MADRE: Creo que una compañía farmacéutica multinacional quiere que piense que sí. Pero para su beneficio.
HOUSE MD: Todo natural. El no usar tintes es bueno. Juguetes naturales para niños. Esas compañías no marcan arbitrariamente a sus ranas, no mienten al decir cuánto gastan en investigación y desarrollo, lo peor que podría reprochárseles sería fabricar una rana aburrida. ¿Sabe de otro muy buen negocio? Ataúdes diminutos para bebés. Los pueden meter vestidos de rojo o verde eléctrico. En serio. Los anticuerpos de mami solo protegen al niño por seis meses. Por eso grandes compañías intentan engañarla. Creen que usted gastará lo que ellos digan por mantener viva a su hija. ¿Quiere cambiar eso? ¡Demuéstreselos! Si otros padres como usted decidieran dejar morir a su hijo que dar cuarenta dólares por una vacuna, ¡créame!, los precios bajarían muy rápido.
MADRE: ¡Sólo dígame que tiene!
HOUSE MD: Catarro.

Gran blog y gran artículo.