viernes, 1 de octubre de 2010

No hay duros a cuatro pesetas

Nunca se han de aceptar ofertas de nadie (no hay duros a cuatro pesetas) y menos de una Operadora-abuelita. Nada de manzanas hermosas, ni de botecitos de miel. Nada. Si nos vemos necesitados y hemos de recurrir a ellas, todo por escrito y en presencia de un abogado, y en su defecto,toda la familia; eso sí,  con una lupa al lado y una grabadora, pensemos que el lobo está esperando...
Si por alguna extraña razón tenemos por causa mayor que hablar con ellas (las Operadoras-abuelita), que haya buena megafonía y siempre en presencia de testigos, Comunidad de Vecinos o Propietarios, que después puedan levantar acta. No es por nada, no.
Ya no somo ciudadanos, ahora somos consumidores, clientes, usuarios y un sinfín de apelativos que sólo conllevan obligaciones. ¿Y los derechos?, en letra bien pequeña por si acaso.
Han logrado crear una conciencia de defraudador y si recibimos carta de Hacienda o del Ayuntamiento o de Tráfico, temblamos. Quieren que tengamos miedo. Miedo a que te despidan, a que te multen, a que te suban la hipoteca, a que no te den un crédito, a que te estafen, a no haber entendido, a no haber leído, a no haber mirado, así después no protestarás por nimiedades como una factura de Orange.
Tendremos que aceptar que lo más probable es que no te den un crédito, porque estamos en crisis, o estás en una lista de morosos. Con esta perspectiva ...¡a reclamar!
No hemos de engañarnos, vivimos en una sociedad donde cualquier tipo de información que se nos facilite, sea un "Consentimiento Informado", sea un pseudo-contrato o un prospecto, están pensados en exclusiva para proteger los intereses de quien los emite.
Un "consentimiento informado", es un documento ininteligible, con una terminología académica abigarrada e inexpugnable, que lo único que hace es crear temores y miedos, muchas veces infundados, y que en nada beneficia al paciente. ¿Qué haces, no entras en el quirófano y te vas?
Los prospectos de los medicamentos son más de lo mismo, no es que les interese que no te pase nada y te avisan, no. De ser así, se lo dirían tan sólo al facultativo que es quién entiende, valora los riesgos y te lo receta. El aviso libera de la responsabilidad... y de una demanda. Después de leer tanto el consentimiento como el prospecto, se ha de ser muy valiente para seguir adelante y no salir huyendo. ¿Esto es informar pensando en el paciente? Sí, sí, muy paciente se ha de ser.
Lo importante es lo del "consentimiento". Si consientes ya está, "ja has begut oli" (¡ya estás listo!) . Y así están libres de cualquier responsabilidad y atropello. En lugar de subir sueldos, en lugar de aumentar plantillas con el fin de evitar guardias extenuantes, en lugar de mejorar las condiciones de trabajo de muchos  para que puedan ejercer su profesión en unas condiciones adecuadas, se protege a la Institución y al colectivo blindándolo con pólizas de seguros y un buen gabinete jurídico, y dentro de poco con guardaespaldas. Y mientras tanto privatizas el sector, que es lo que da dinero (a los de siempre).
Las multinacionales farmacéuticas más de lo mismo.  Y así un largo etc.
Tenemos más información, pero no para mantenernos más informados, no, no es por eso, es para hacer que  nos lo creamos y proteger a los más "débiles" que en este tipo de sociedad son siempre los poderosos. Solo protegen a los que dicen que crean riqueza, pero esa riqueza la crean para ellos, sus familiares y amigos. Por eso, son los que comparativamente menos impuestos pagan,  no sea que se agobien y marchen a "paraísos fiscales" u otros paises donde la mano de obra es más barata y los pueden explotar más a gusto (encima venden que les hacen un favor). Se les ofrece todo tipo de facilidades para que tengan sus grandes empresas y ganen pingües beneficios.
En esta sociedad paradójica de la información los "mass media" no están pensados para dar noticias, no para que sepamos lo que pasa. Están pensados para buscar el impacto y aumentar las ventas. No se contrastan algunas veces las noticias y eso ocasiona problemas que acaban en el Juzgado, pero para eso están los gabinetes jurídicos, y de vuelta con el Coste-Beneficio.

Otro pilar fundamental para combatir la ignorancia sería la formación. El sistema educativo, y más con el Plan Bolonia, ha rebajado la educación a mínimos. No importa el conocimiento sino el aprobado y no se valora el esfuerzo. Tan solo una minoría podrá especializarse porque el coste de los máster son muy elevados.
Se dan subvenciones a la privada y encima becas a los que no presentan declaración de Renta o la amañan, que son muchos, quitándosela a otros que más la necesitan, personas que no declaran bienes a pesar de pasearse con sus Audis o Mercedes y tener todo a nombre de su vecina, y las cobran sin ningún tipo de recato. Falta moral y ética.
Es cierto que cuanto más arriba más sinvergüenza, y más posibilidades de fraude hay. Debería ser más fácil ser honrado cuando se tiene dinero y más difícil serlo cuando no se tiene. Es fácil tener dignidad cuando se tiene un plato en la mesa, y casa , y puedes darles un futuro a tus hijos. Pero esto no es así. Se ha interiorizado el creer que el Estado no somos todos. Podemos no estar de acuerdo con quienes nos gobiernan y no estar de acuerdo en cómo se reparte el pastel, pero que la corrupción esté arraigada en muchos sectores de la población no abre la puerta para que hagamos lo mismo (por mucho que ellos puedan y hagan más). Si en nuestra pequeña parcela no instauramos unos valores morales y éticos, será imposible cambiar esta sociedad en la que vivimos.
Conocer nuestros derechos, ser solidarios con los demás, asociarse, (porque la unión hace la fuerza), participar (pienso que antes un voto en blanco que nada), son cuestiones imprescindibles para tener una sociedad mejor. De otra manera se perpetúa la corrupción y es la excusa perfecta para que arremetan contra nosotros.
Cito la frase de Martin Niemoeller:
Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Liberación prisioneros 2ª Guerra Mundial
La única arma contra la injusticia es conocerla.
He tenido a bien recibir pronta respuesta a mi Burofax y mediante discreto SMS,  a un móvil,cuyo número poseen sin saber cómo ni por qué, ya que es de otra Operadora (en caso de avería o en ningún caso se ha de facilitar otro número que el que ya saben, al enemigo ni agua).
No he tenido ocasión de saber el por qué de tal desestimación, ya que para saber esos pormenores tengo encima que llamarles a un 900 y no pienso hacerlo.
La única cosa que se me ha ocurrido es mirar las facturas para comprobar a qué número llamé el 19 de mayo. ¡A ninguno! Parece ser que no llamé ni en mayo, ni en junio ni en julio a ningún 900, eso sí, a un 1004 llamé el mismísimo día 19. Amablemente esta vez, me informan que no saben el por qué pasa esto en mi factura, pero que es cierto, que no figuran e incluso no consta que les estoy llamando, y que no hay anotaciones en ninguna de mis conversaciones. ¡Genial! ¿Es una conjura? ¿Son tontos? o...¿son muy listos?
Hice una "reclamación" el día 19 de mayo a las 17:20 pm, pero por lo visto no llamé. Lo suyo ya no es celeridad solamente, ahora entra de lleno en el mundo paranormal. ¡De aquí a "Cuarto Milenio"!
Pero atención. ¡Tampoco Telefónica sabe nada! Ni portabilidades ni nada en el mes de mayo. ¡He estado siempre en Telefónica! Entonces, ¿por qué me cobra Orange llamadas a 902 en el mes de mayo si estaba con Telefónica? En junio me cobró todo junto en un maravilloso pack. Si yo no llamé... ¿por qué me quitaron la oferta que yo tenía desde hacia tres años? ¿Por qué Telefónica también me cobra por los mismos conceptos? ¡Es más que paranormal! ¡Es sobrenatural, tienen el don de la ubicuidad!
Ya no sé si quitar de favoritos la web "de no más 902", ¡para lo que me sirve! Los números se los ha llevado el viento o ...
PD. En el buzón había una carta de Orange diciendo que si no pago la factura ¡me cortarán la línea!...¡Qué risa! ¡A ver que les dice Telefónica!

4 comentarios:

Miquel dijo...

completamente de acuerdo

Olimpia Willemenot dijo...

¡Gracias Miquel por tu seguimiento!
Es alentador pensar que todavía queda gente...
Sigo tu Blog y cumples con esa parcela de la que hablo. ¡Felicidades!

L'Albert dijo...

Amb el que no estas d'acord tornas la factura i cuan estigui be es paga.

I si algu et truca li expliques una vegada i prou.

Si tens problemes amb telefonia truquem o enviem un mail i ja veuras com ho arreglem.

La gent que goberna, 8 anys com a maxim.

GatoWeb dijo...

Puedes aceptar ofertas, pero deberas entrar en su juego y jugar con sus reglas, yo tengo ADSL con Timofónica, una oferta que cogí el año pasado por 19,90 al mes (de cojón 19,90, que falta incluir el IVa el venía y la línea...). Bueno, al rollo, me tocaba renovar y eso se hace "automáticamente", por la graciosa cantidad de 40 € al mes, más iva, venía y etc. Miré en su güeb y tenían una maravillosa oferta de 19,90 así que les llamé:
Yo: Buenas, se termina mi contrato con ADSL a 19, 90 y me pasais a cobrar 40 €, quiero la oferta de 19,90 que publicitais en la güeb.
Timofonic: Eso no lo podemos hacer, es solo para clientes nuevos...
Yo: Ok, pasame con Bajas.
Timofonic: Enseguida...
tituti tituta (música de fondo)
Timofonic/Bajas: Buenas, ¿Así que quiere darse de baja?
Yo: Pues no, quiero renovar mi ADSL a 19,90 y no a 40 €
Timofonic/Bajas: Ok, ningún problema, ya está hecho.
Yo: ¿? pues si que es fácil, además quiero la subida de velocidad de 6 a 10 Megas que también publicitais en vuestra güeb sin incremento de precio.
Timofonic/Bajas: Ok.