miércoles, 27 de octubre de 2010

La paz efímera


Ahora que disfruto de una paz efímera tan sólo rota por unos cuantos SMS de ultimátum, enviados casi a diario a mi móvil, amén de unos cuantos mensajes amenazantes en mi contestador, de la pseudo-traficante de telefonía Orange y antes de ver la nueva factura de la luz en la que no figurará desglosado el coste que pago a centrales ya amortizadas o nucleares inactivas y después de ver como afectará en mi bolsillo el Plan Bolonia, que parecía tan sólo afectar a los díscolos estudiantes, me entero por La Vanguardia que "Tres meses de abortos en clínicas privadas catalanas cuestan al CatSalut 700.000 euros"
Me sorprende el titular(o ya no me sorprende) que el énfasis parece hacerse en el elevado coste de los "abortos" y "píldoras abortivas" para la sanidad pública ¿por qué no dicen lo que cuestan los conciertos con Hospitales Privados? Esta medida que se planteó como transitoria (me temo que se haga definitiva en cuanto a la colaboración privada), plantea una novedad importante, no es que se privaticen servicios, a esto ya nos tienen acostumbrados: Ambulancias, hospitales, especialistas y un largo etc (incluso un 902 para pedir hora). Lo novedoso, a pesar del titular, es el otro titular que a mí me pasó desapercibido "Las clínicas privadas asumen hasta enero los abortos en Catalunya" y sigue "Las mujeres que decidan interrumpir su embarazo deberán avanzar unos 350 euros que serán reembolsados posteriormente. Las mujeres con pocos recursos no realizarán este pago (¿Cómo diferenciar a los que no presentan declaración de la renta o a los que defraudan en sus declaraciones?) A mi lo que me alarma es el sistema introducido, como el francés, y que es iniciar un sistema tras el que llevan años, el del Copago.  Sin darnos cuenta y aprovechando la crisis que es la que trae a la gente de cabeza, se nos cuela, como se nos coló el euro, el Plan Bolonía y un largo etc.
De seguir así nos tocará pagar antes de la operación de "apendicitis"por lo que con toda seguridad alguno no llegue y sea una pensión o un salario menos del que preocuparse (o las entidades financieras vean una posibilidad de sacar tajada con nuevos tipos de préstamo..) ¡Vamos a la sanidad de EEUU! Nos tiene acostumbrados a que una vez en la poltrona, hacen y deshacen a su antojo, potencian los rumores que más les interesa y ya no sabes a que atenerte a no ser que te hagas un especialista en el tema. Todo el "marasmo" de las pensiones para privatizar y Fondos por aquí y por allá.
El colectivo médico, de la noche a la mañana, se encontró invirtiendo una parte de su salario (y la otra bien se la deben cobrar) con un Fondo de Pensiones de "La Caixa". Los funcionarios de la Diputación con otro de "La Caixa de Catalunya". Se sabe, que a quién beneficia es a esas entidades. Los Fondos son sistemas de capitalización que incluso pueden quebrar o dar muy bajos rendimientos, no garantizando revalorizaciones futuras y cuyos capitales son de dificultosa recuperación antes de la jubilación (es un ahorro a plazo fijo, pero de muy largo plazo). Pero a esas entidades les ha supuesto un monto importantísimo de dinero....¿Y a cambio?.

Siguiendo con "La Vanguardia" otra noticia que tiene su miga es la denuncia de PPC poniendo como ejemplo el incivismo que supone que un indigente "mee" (ya no es "orine", así debe resultar más ofensivo si cabe), delante del Sr. Alcalde. "El PPC deplora la impunidad que permite que alguien mee delante del alcalde" "...de esta forma, Fernández Díaz se ha referido a la fotografía que hoy publica La Vanguardia en la que se puede ver a un indigente orinando frente a una oficina bancaria mientras una comitiva del gobierno municipal pasa a su lado" (bien visto no está mal el sitio que ha escogido y más dado el letrero...)

Considero que es una actitud poco digna hacerlo en una esquina y que resulta casi normal a determinadas horas y determinadas áreas de la ciudad, de la carretera, del parque, del pueblo o de donde sea. Tal vez podría pensarse, que la mujer lo tiene más difícil, pero pese a ello, la necesidad fisiológica existe y no la solventan en medio de la calle. 

El problema no es de todas formas ese, el problema es que lo que no parece afectar a uno ni al otro es el ver un indigente, debe ser porque ya nos hemos acostumbrado y forma parte del decorado. Tampoco parece hacer mención de que beber o comer todavía puede hacerse por la calle o en un banco, pero el orinar... ¿Dónde están los mingitorios públicos? Todavía recuerdo de mi infancia unos que había en la Plaza Universidad, pero ahora está el Corte Inglés y no sé si alguno más. ¿Pero dejarán entrar al Corte Inglés a un indigente? ¿Si se lo hace encima afectará menos?¿Los vendrá a buscar la Guardia Urbana para llevarlos al "albergue" cada vez que les surja la necesidad?. En el fascinante libro de Foucault, en su "Historia de la locura", describe como en el siglo XVIII muchos pobres e indigentes fueron hacinados en casas de confinamiento. Se fundaron cárceles para los pobres en la Europa continental. La nueva moral burguesa intentaba  poner orden en el mundo. Se erradicó la lepra y, al quedar las leproserías medievales vacías, fueron llenadas con  nuevos leprosos: los indigentes.  “y de todos aquellos que vivan en la ociosidad y que no deseen trabajar por salarios razonables”  ¿Los recluirán como antaño en algún lugar para que no molesten a la vista?
Además en la linea que tanto caracteriza al PPC reivindica una ciudad "de Ley" ¡Mamá que miedito!

2 comentarios:

Miquel dijo...

..."El problema no es de todas formas ese, el problema es que lo que no parece afectar a uno ni al otro es el ver un indigente, debe ser porque ya nos hemos acostumbrado y forma parte del decorado..". Algo de esto si que hay, ya lo creo...

J.L.Rueda dijo...

"bien visto no está mal el sitio que ha escogido y más dado el letrero..."

"DENTRO DE LA CAIXA CABE TODO LO QUE TE IMAGINAS"

:-):-):-):-):-)jajajajaja...... muy bueno.

El Sr.Fernández Díaz o tiene una vista de aguila o tiene mucha imaginación, porque yo en la foto solo veo un hombre mirado hacia el rincón del escaparate.

Tanto al dirigente del PPC como al Alcalde de Barcelona les importa un carajo la miseria de esta gente, ellos viven muy bien a costa el "sistema", se podría decir que este tipo de políticos aburguesados tienen la costumbre de "mearse u orinarse" en los indigentes (que al ritmo que vamos cada vez habrá más).

Muy acertada la observación sobre los wateres públicos.

El problema con las clínicas abortivas, es que muchos de los que las critican lo hacen porque han dejado de hacer negocios con las que ellos tenían en Londres.