domingo, 19 de septiembre de 2010

Es la historia de un amor como no hay otro igual...


A ver si por fin puedo volver a escribir. Estoy cansada de ver y oír, quiero mirar y escuchar la vida. Este es mi paisaje que casi  no veo, oigo el mar y el viento, la lluvia, los pájaros y el silencio. Veo mi vida que pasa deprisa y no puedo detenerme a descansar un rato. He ido dejando atrás niños y amores, padres, amigos y llega la hora del sosiego...¡Pero pesa tanto el desencanto! 


Muchas veces pienso en mi amado Paco Puerto, decía: "Amo tanto la vida que muero por ella".
Paco Puerto
A Paco lo encontraba cada primero de Mayo, era una tradición, a pesar del gentío allí estaba para abrazarme y contagiarme de su entusiasmo. Hubo uno año, en que nos lo pasamos llorando los dos viendo a los dos partidos escindidos, el PSUC y el PCC. Veo sus ojitos azules, su hablar andaluz que a veces ni entendía.
Lo recordaré siempre. Pocas horas antes de su muerte me dijo el "te quiero" más sincero que nadie me haya dicho. ¿Quién engaña cuando muere?
Su parálisis le afectaba ya a la voz y no podía hablar, como notaba que me quería decir algo, corté una caja de pañuelos de papel y le hice un rudimentario abecedario. Con su mano me fue señalando como pudo un TE QUIRO...´¡Sólo había una E!
He transcrito de u n trozo de papel escrito a mano y emborronado por las lágrimas unas lineas que le escribí.



Me dijiste que me amabas
acariciando mi cuerpo con tu océano infinito
Te dije“Paco "te quiero” y en tu puño ya marchito
aparecieron las letras de un “te quiero” que no olvido.
Nuestro afecto fue poesía con aire de sevillana
Nuestra ternura sin cuerpo tan solo tuvo miradas
y me quedé con todas el día que te marchabas.
Sin piernas también corriste, sin manos acariciabas
y con tus alegres ojos la vida me iluminabas.
Tu vida fue un compromiso sin resquicios ni agujeros
sin paradas ni respiro.
Descansa Paco descansa, descansa que no te has ido
descansa que solo duermes ese sueño ya infinito
dónde tu cuerpo se vuelve del sitio del que un día vino.
¡Pero que tan corto el viaje y que tan largo el destino!
Adiós cariño recuerda que siempre estarás conmigo.

No lo he querido retocar porque a pesar de su rima fácil está repleto de mis sentimientos.


Dice Goytisolo "Que sólo se mueren los muertos", es cierto Paco vive, vivirá siempre su recuerdo y puedo rebobinarlo  cuando quiera, a solas, como en esta noche.

¡Y todavóa resisto!
Murió el 26 de Diciembre de 1992. ¡Cuantas cosas que he almacenado en estos años!...¡Cuantas si supieses Paco!

2 comentarios:

Miquel dijo...

lo he leído dos veces, como a los toros, dos. lo entiendo. poco más a decir. hoy ha muerto Labordeta, con mayúsculas, tambiés eso me ha dado por culo. solo se mueren los válidos, los que cuestan reeplazar...un abrazo cálido...

Olimpia Willemenot dijo...

Gracias Miquel. He sabido la noticia de la muerte de Labordeta y es como si me hubiese quedado huérfana de nuevo. Sua canciones fueron nanas para mis hijos, aliento para mi lucha. Se nos fue una persona entrañable y comprometida. Setenta y cinco años no son nada...
Me siento triste y afligida.
Gracias Miquel por leerme.
Salut.