miércoles, 4 de julio de 2012

La navaja de Ockham


Perdonad mi ausencia, pero me superan los acontecimientos. Tengo mucho que decir e intentaré hacerlo durante este verano. 
Estaba leyendo Público y me ha sobrecogido un artículo con dibujos de "torturas" atribuidas al régimen sirio y difundidas por un informe de "Human Rights Watch"(ya vimos su papel en otros conflictos como el libio) y que ellos cuelan en portada. Una vergüenza, pero éstas son las noticias que leen la mayoría de ciudadanos que consideran reaccionarios los otros medios. Es terrible; no tuvieron bastante con Libia... Este medio, como el resto, se dedica a publicar titulares crípticos, tendenciosos, sin ningún rigor, hechos para llamar la atención y alienar más a la población colando sus mensajes reaccionarios y creando así un el caldo de cultivo preciso para sus posteriores acciones, acciones de los poderosos (que son a quienes pertenecen) y que extienden sus tentáculos engañando, distorsionando la realidad, confundiendo. Ya no hay ética ni moral y así se allana el camino para el populismo, para el odio, para la indignación hacia lo que les interesa. Surgirá la religión, sea cual sea, iglesia, partido u organización y vendrán nuevos “iluminados” a "rescatar" al mundo con su fanatismo. Nosotros, por incomprensión, cansancio o miedo, estamos con los brazos cruzados.
Creo que debemos recuperar la ética y la moral personal, al margen de lo que veamos, del terrible espectáculo en el que vivimos y del que somos comparsas. Aprender a pensar y a indagar dónde está la verdad. Aprender a intuir por dónde llevan al mundo. Enseñar y hacer comprender qué se esconde tras farragosos textos, cuyo lenguaje y tecnicismos se ha extendido a la vida cotidiana.
A veces es muy fácil; como en el principio de la Navaja de Ockham, la explicación más sencilla acostumbra a ser la correcta.
Detrás de todo lo que leemos, vemos u oímos, está el poder. Y el poder lo da el dinero. Y quien tiene dinero quiere más y no le importa cómo conseguirlo.
Aquí estoy, aunque no escriba, dolorida y triste.

3 comentarios:

Miquel dijo...

y somos dos...salut

josep-maria badia dijo...

..."Nosotros, por incomprensión, cansancio o miedo, estamos con los brazos cruzados"...

Això no és veritat Olímpia i tu la primera que no hi estàs!

Piedra dijo...

A veces es tan simple, (Codicia), que parece que debiera haber algo más detrás, y nos resistimos a aceptar que un impulso tan elemental y tan bajo sea el responsable de tanto sufrimiento a nuestros semejantes, (y por extensión a el resto del planeta).