jueves, 17 de noviembre de 2011

El gran negocio de la Mutuas.

Actualizado 18 noviembre 2011 R.D. 1622/2011
Actualizado 22 noviembre 2011 R.D. 1633/2011  Y más, y más... ¡Lo que íbamos diciendo!




Vamos poco a poco viendo como los decretos van dando forma a los acuerdos que sindicatos mayoritarios y la patronal pactaron con el gobierno en febrero pasado. En una entrada anterior ya apuntaba en qué consistían algunas de la medidas y ahora van saliendo a la palestra algunas más; eso sí, con su jerga habitual, en la que entre el discurso benefactor al que nos tienen acostumbrados y la palabrería para confundir al personal, cuelan recortes sin ningún tipo de recato.
El último Consejo de Ministros ha aprobado varias medidas entre las que se regula la asistencia sanitaria dispensada por las Mutuas y citan el Informe que en su día realizó el Tribunal de cuentas de 2009 sobre las citadas Mutuas que evidenció profundas irregularidades: tiene la friolera de 300 páginas, de las que merecen especial atención los últimos anexos de "Pagos indebidos". También dignos de mención están: el sistema de contratación del personal, el incumplimiento del Régimen de Incompatibilidades (tan solo indica las iniciales de sus directivos), el exceso de cargos y sus altos sueldos, los excesivos conciertos con entidades privadas, la disparidad de precios por los mismos servicios, etc.
Pero a lo que este decreto hace mención es a los conciertos con entidades privadas -teniendo ofertas en otras Mutuas-, así como la disparidad de precios por los mismos servicios que facturan a la Seguridad Social y su duplicidad, de la que el informe decía:

"Carece de sentido que el patrimonio de la Seguridad Social, que en definitiva es el que financia estos gastos, soporte costes diferentes para un mismo tipo de servicio"

La privatización comporta costes. ¿No? Pero ha de intentarse que sean iguales.

Destaquemos algunos párrafos de la medidas que recogerá el decreto aprobado:

Además, este nuevo texto legal se ocupa de regular los precios que se aplicarán cuando las mutuas proporcionen servicios sanitarios a quienes carecen del derecho a la asistencia sanitaria de la Seguridad Social o en aquellos casos en que sí tienen derecho pero existe un tercero obligado a su pago; ...

A partir de la entrada en vigor de este Real Decreto, las mutuas deberán usar preferentemente, en ausencia de recursos propios adecuados, los que tengan disponibles otras mutuas.También podrán firmar convenios con los servicios de salud para atender demandas de salud de la población en general, o para prestar servicios a sus trabajadores protegidos.

Si; el “preferentemente” y el “podrán”, no parecen muy imperativos. Pero por "demandas de salud de la población general" imaginamos que se refieren a concertar con Mutuas de Accidentes la asistencia sanitaria, con el consiguiente aporte de cuotas y nuevas transferencias a sus arcas, suponiendo un descalabro más  para la Sanidad Pública. 
Ya en Agosto de este año, de esta misma manera se coló, que las ayudas a padres con hijos con cáncer o enfermedades graves, fuesen gestionadas por las mutuas, incluyendo a otros colectivos no protegidos (no tienen porque ser trabajadores los padres que lo soliciten)
En Catalunya, que somos unos avanzados en los temas de privatizaciones sanitarias, está la experiencia puesta en práctica hace ya unos años de la La Mutua de Terrassa.Y los "convenios con los servicio de salud", pueden entenderse como el caso de Barnaclínic y otros centros públicos que en Catalunya ceden sus instalaciones a aseguradoras privadas. 

Veamos este otro párrafo de las medidas aprobadas, que parece clarificador:

"Este tipo de prestaciones que se financian con recursos que forman parte del patrimonio de la Seguridad Social, obligan a la Entidad a mantener una relación ecuánime con empresas, trabajadores y mutuas. La asistencia sanitaria y recuperadora debe entenderse entre la totalidad de la población protegida y el conjunto de los recursos asistenciales y éste es el objetivo último del Real Decreto aprobado hoy en el Consejo de Ministros"

Parece que se trata, de dejar la sanidad pública para los ciudadanos de tercera categoría, es decir; pensionistas, parados, trabajadores de pequeñas empresas, marginados, etc. y dejar para las Mutuas los asalariados de las grandes empresas y lucrarse a costa de utilizar las infraestructuras de la sanidad pública  para personas con altos ingresos.



Y Boi Ruiz, nuestro Conseller de Sanitat, asegura en Lavozdebarcelona.com:

Nosotros no podemos privatizar ningún tipo de servicio público, entendiendo por privatizar el que la gente se tuviese que pagar un servicio de su bolsillo. Eso es privatizar. Que un equipamiento sea público o sea privado, eso no es privatizar"


¡Vaya tomadura de pelo!
En aras a la transparencia de la la Gestión se crean dos Fondos...

"Se crean incentivos a la gestión más eficiente, tanto en el ámbito de las mutuas, como en el de las empresas, y se permite a aquellas una gestión más flexible de las sociedades que constituyeron para gestionar servicios de prevención, que pueden refundirse o segregarse definitivamente".  ¡Muy bien! ¡Eficacia y privatización siempre de la mano!
Y como colofón:

" La misma transparencia se prevé en el sentido de hacer más representativas las juntas directivas. Las mutuas tendrán un año de tiempo para adaptar sus Estatutos a la Ley 27/2011, que contempla la presencia en las Juntas de representantes de las empresas con mayor número de trabajadores mutualizados, de las organizaciones empresariales representativas y de las organizaciones sindicales.

   Los trabajadores podrán participar, tal y como prevé la Ley, en los cambios de mutua de las empresas, conociendo la posición, tanto de la empresa, como de las mutuas y la Administración, aunque la decisión final reside libremente en el empresario".

¿No pasaba lo mismo en el sindicalismo "vertical" del franquismo?
¿No eran la Mutuas de “Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional”? ¿Los ciudadanos podrán participar?
Con el Real Decreto 1993/1995 sobre colaboración de la Mutuas de Accidentes se dio paso a la privatización de una parte importante de la sanidad pública, ya que las Mutuas pudieron asumir la Incapacidad Temporal por enfermedad común, de los Autónomos y empresas asociadas. Esto ha llevado a un control casi policial de las bajas, con altas antes de tiempo, denegaciones, etc., obligando a los trabajadores a presentar demandas y recursos y al desánimo que produce la fiscalización a la que se les somete, ya que no dejan de ser parte interesada y pertenecer a la patronal (cambiaron su denominación de "Mutuas Patronales" a "Mutuas de Accidentes de trabajo")
En el referenciado Informe del Tribunal de Cuentas, se dice:

"Las incidencias señaladas permiten deducir que sobre la facturación de los servicios prestados por empresas externas referidas a la asistencia sanitaria o al control y seguimiento de la ITCC (Incapacidad Temporal Contingencias Comunes) son insuficientes, lo que provoca un riesgo significativo de que, con cargo al patrimonio de la Seguridad Social, se estén canalizando gastos no asumibles por la Seguridad Social, por no quedar suficientemente acreditada su realización"

Ahora parece que ampliarán sus competencias al ámbito de la "totalidad de la población protegida", que son todos los ciudadanos, siguiendo con el proceso de privatización, lo que supondrá una rentabilización de nuevo por parte de las Mutuas, en detrimento del sistema público. ¡Eso! Más dinero para las Mutuas a costa del patrimonio de la Seguridad Social. Mutuas, con sus Consejos de Administración repletos de los más poderosos empresarios. ¡Esto es América! ¡Todo sea por el "Estado del Bienestar"!... ¡No tienen vergüenza!
Es interesante lo que dice el profesor Viçens Navarro comentando un anterior artículo suyo sobre el tema.
Buscando en el B.O.E, del día 14, por si estaba el Decreto (que todavía no he encontrado publicado) para seguirme sorprendiendo leo la concesión de medallas de la Orden Civil del Mérito Postal y la Medalla al Mérito Filatélico a la estructura organizativa del Ministerio de Fomento.
Parece mentira que tanto recortar gastos y se dediquen a perder el tiempo con concesiones de este tipo, que me gustaría saber además de la medalla "con colgajo verde" de oro y el tratamiento de "Excelencia" qué  méritos son los que les ha hecho merecedores de tal honor.
Los galardonados son:
Pere Macias i Arau Diputado por CiU, Ponenete de la comisión “Servicio Postal Universal”
Rafael Simancas Simancas Diputado PSOE y también Ponente de la misma Comisión.
Román Ruiz Llamas Diputado por PSC hasta 9/2011 y socio mayoritario de las empresas :“Hidrocarburos de Málaga S.L.” “Energéticos y Logística 2005 S.L.” y que no sé si también fue ponente.

Pues a partir de ahora encima , a llamarles "Excelencia"





1 comentario:

Miquel dijo...

Las mutuas dejarán de ser negocio en cuando deriven a los enfermos verdaderamente complejos a sus instalaciones o con cargo de ellas, mientras, muchos de los médicos que trabajan en la pública y tienen trabajo en la privada (mutuas) los derivan desde el hospital a la mutua cuando ya las curas se pueden hacer en el domicilio ¡¡¡