jueves, 3 de noviembre de 2011

Los amos del mundo



Qué importa ya a los que han obtenido su botín lo que pasa en los países que han devastado, que en Irak hoy haya diez muertos más por otro atentado, ahora se trata de mirar los nuevos mercados abiertos por los bombardeos indiscriminados, para así poderse dedicar al lucrativo negocio de la reconstrucción.
La ONU se prepara para su tarea más rentable, la de dar trabajo a tanta empresa y así hacer resurgir la economía de sus amigos.
Tras Libia, la mirada hace tiempo que se dirige a Siria. EEUU intenta dominar el continente africano; Sudán, Costa de Marfil, Zimbaue, Eritrea y la devastada Libia, fueron los únicos paises que dijeron no al  Africom , ese ejército que ofrece EEUU a Africa, y que tras el disfraz de ayuda “humanitaria”, esconde una nueva colonización y afianza su poder ante el peligro de que China le pase la delantera en este continente. Sus acciones consisten en desestabilizar el país (lo viene haciendo la CIA) y reemplazar los gobiernos por otros dóciles y sumisos, como pueden ser gobiernos islámicos, más proclives a sus intereses económicos (aunque se rasguen las vestiduras con el "terrorismo islámico"). Imponer la Sharía, significa tener a un pueblo dominado ideológicamente.
Para Israel y EEUU, Siria es una barrera que les impide su expansión por el mundo árabe y tras ella, Irán , tarea a la que se apuntan ya otros países como el Reino Unido.
Las guerras que se plantea Obama, con una situación en el país insostenible, no le permite embarcarse en conflictos como los de Irak y Afghanistan, con el precio político que puede pagar por ello. Una guerra como la de Libia, incluso demasiado larga y que tuvo que amenizar con la muerte hollywoodiense de Bin Laden y que ha tenido que acabar con más gasto del que preveía, le hace tener que ponerse las pilas para contentar a sus votantes. Las guerras que plantea son guerras aéreas sin tripulación y para ello necesita bases y qué mejor que instalarlas en el continente africano y eliminar así las barreras que le ofrezcan resistencia. Ya los emplearon en Afghanistán, Irak, en Libia y Yemen.  En un aeropuerto de Etiopía están preparándose para un nuevo ataque a Somalia, bajo el pretexto del manido "humanitarismo" y tras el supuesto culpable, que cómo no, es el terrorismo. Ya se frotan las manos para llenarnos con otro sangriento enfrentamiento, a añadir al hambre y a la penuria con la que vive este pueblo. 


La inclusión de Palestina (con 14 votos en contra, entre ellos EEUU, Canadá, Alemania y cómo no,  la abstención del Reino Unido), es un paso que los acerca a su reconocimiento como Estado por la ONU y a la posible protección de su rico patrimonio cultural. Esto, ha servido en bandeja a EEUU y a Israel la oportunidad de cesar sus aportaciones a esta organización dependiente de la ONU (por una antigua ley de los años 90) y además Israel  ha anunciado la construcción de 2000 casas en los asentamientos palestinos y la congelación de una devolución de 50 millones de dólares mensuales, que en concepto de impuestos e ingresos de aduana, les deben. 

Rebajar las aportaciones, también tendrá como contrapartida más vía libre para seguir ampliando sus “territorios” con menos cortapisas morales. Hemos de recordar que la UNESCO, a pesar de sus declaraciones de principios, protegen un sistema del cual son producto. En sus "Declaraciones sobre la ciencia y el uso del saber científico", en su  artº 38 dice: 

"Es preciso proteger adecuadamente los derechos de propiedad intelectual a escala mundial "...."Es menester considerar el ámbito, el alcance y la aplicación de los derechos de propiedad intelectual en relación con la elaboración, la distribución y el uso equitativos del saber. También es necesario desarrollar aún más los adecuados marcos jurídicos nacionales para satisfacer las exigencias específicas de los países en desarrollo y tener en cuenta los conocimientos tradicionales, así como sus fuentes y productos, velar por su reconocimiento y protección apropiados, basados en el consentimiento fundado de los propietarios"

Los resultados de tales acuerdos, impactan con fuerza en el continente africano, las patentes son atesoradas por las multinacionales farmacéuticas y la rentabilidad de sus investigaciones prima sobre la muerte de miles de personas.
La UNESCO no  deja de ser un organismo de la ONU y ya hemos podido comprobar con qué criterios partidistas defiende y ha defendido esta organización los derechos humanos (Cuba, Yugoslavia, Venezuela, Haití, Afganistán, Irak, Honduras, Libia, etc...) Cómo han rechazado sistemáticamente la inclusión de Palestina y en cambio aceptaron de inmediato al CNT (Consejo Nacional de Transición Libio). Es curioso resaltar que una de las principales consecuencias que denuncian de la disminución de presupuesto, es que no habrá dinero para temas "tales como el fomento de la libertad de prensa en las democracias nacientes del Medio Oriente”  
Pero con discursos como el del obispo de Córdoba en una de sus homilías, no es de extrañar que aparezca la UNESCO cómo la defensora de los valores más progresistas.



Es lógico comprender que el Africom tiende a ser una OTAN africana, que les allana el camino en su propósitos expansionistas. Bases para sus aviones y para pactos económicos que les sigan nutriendo de petróleo y de materias primas, antes de que China se les adelante. Los sionistas son un poder importante en la economía de EEUU y Obama tiene que seguir el ideario racista e imperialista a pesar de su histórico pasado, si quiere seguir mandando.
Invertir más en el Africom es mejor que hacerlo en la UNESCO, y sobre el papel, igual de humanitario. Total, los bienes culturales de los pueblos que han desvalijado deben estar, o en manos de algún museo privado norteamericano o en la casa de algún desaprensivo multimillonario. No parece que la cultura y la educación les preocupe demasiado.
Las ayudas humanitarias se han teñido de un “paternalismo” con el que esconden muchos intereses y no acaban  en manos de los más necesitados la mayoría de las veces, a pesar de la buena intencionalidad y esfuerzo de muchos de sus voluntarios. No dejan de estar regidos por el mismo sistema capitalista. Es un lavar la cara de esta sociedad, en el que el único derecho que se defiende es el de los más ricos.
De lectura imprescindible para entender el papel de las ONG es el libro, que puede encontrarase en la web, del economista norteamericano James Petras en el que critica las políticas actuales de la izquierda.
Petras, James.Intelectuales: una crítica marxista de los post-marxistas. En publicación: Los retos de la Globalización. Ensayo en homenaje a Theotonio Dos Santos. TOMO I . UNESCO - Caracas. Unidad Regional de Ciencias Sociales Humanas para América Latina y el Caribe: . julio1998. [Citado: 3/11/2011]. Disponible en: http://168.96.200.17/ar/libros/unesco/petras.rtf ISBN: 92-9143-036-6”.


Adjunto este link dónde podréis obtener datos estadísticos de interés. 







2 comentarios:

Miquel dijo...

Ya lo has dicho todos ¡

Paco Frutos dijo...

Muy bien el artículo y la información. También "La inmovilización general". Ánimo!