miércoles, 19 de enero de 2011

Trabajar "a la polaca"


En el diario Público de ayer salía la noticia de lo felices que estamos por tener a la Nissan con nosotros, todavía. La forma como se han llevado las negociaciones, saltándose el convenio colectivo, recuerdan lo acontecido hace pocos días en Italia. Según noticias de "El País", los trabajadores de la Fiat han tenido que renunciar a derechos, entre ellos la huelga y la representación sindical, para conseguir que la empresa se quede en el país. Pero al parecer esto no era una novedad ya que, en el mes de junio del año pasado, una amenaza igual fue la que tuvieron los trabajadores de la fabrica de Pomigliano. "El modelo de Pomigliano puede acabar con los derechos de los trabajadores" apunta Presseurop.
Curioso es leer la nota de CCOO,  una de las centrales sindicales (la otra CGT) que se opuso a ese acuerdo y sus argumentaciones y ver el papel jugado esta vez por UGT, que es quien firmó el acuerdo.
A mí particularmente me recuerda un caso en el que, con planteamientos diferentes, en el fondo lo que se defendía era lo mismo: un puesto de trabajo, al margen de cualquier otra consideración.
Nos remontamos a 1983 y vemos que la empresa Hilados y Tejidos Puigneró presentaba una "suspensión de pagos".  Uno de sus socios se encontraba implicado en una famosa trama de fraude a la Seguridad Social,   cuyo proceso duró años, sistema maravilloso para no enterarnos de nada. De la acusación de delito ecológico  condenaron a  Puigneró Sargatall a cuatro años.y parte del pueblo se solidarizó con él. Consiguió el tercer grado inmediatamente y tan sólo dormía en prisión, pero la Fiscalía de Medio Ambiente intervino y acabó con sus privilegios y cumplió la sentencia.
La suspensión fue levantada aunque la deuda de la Seguridad Social continuó aumentando. El criterio era favorecer el empleo y, así, se gestionaron jubilaciones anticipadas y se redujo la plantilla con mínimos costes.
Pero la empresa Puigneró siguió contaminando con sus vertidos. En este documento se relacionan los delitos ecólogicos (en catalán)  de  la empresa y las denuncias. La mayoría del pueblo y los trabajadores, lo único que veían era peligrar sus puestos de trabajo, no el daño ecológico que ocasionaba la empresa.
Las demandas posteriores fueron desestimadas por haber sido condenado ya y por defectos en el planteamiento de la demanda (no hay como tener dinero para abogados).
Pese a instar dos veces más supensión de pagos le siguieron dando ayudas, lo que ocasionó que tras varias denuncias (del sector) se dictase la siguiente Resolución de La Comisión Económica Europea de 19 de Enero de 2003, pidiendo la devolución de las ayudas. Es de obligada lectura para saber cómo funcionan las cosas en este país. Se pueden ver las cuantiosas ayudas y los favorables acuerdos de que fue objeto, teniendo una deuda de 18 818 879,24 € solamente a  la Seguridad Social (existiendo otras también cuantiosas a Hacienda y a otros organismos, como puede observarse en el documento). Son dignas de comentario las alegaciones de España en su defensa:
"Según las autoridades españolas, Puigneró es una empresa en crisis con dificultades económicas transitorias que ha sido declarada en suspensión de pagos para que las autoridades recuperen al menos parte de su deuda. Este procedimiento se aplica en situaciones en que los problemas económicos son transitorios y pueden superarse"
Con todo, España también hace alusión a determinados objetivos públicos: por ejemplo, los pueblos en que están situados dos de los tres complejos industriales son muy pequeños; Sant Bartomeu del Grau tiene unos 1 215 habitantes y Prats de Lluçanès alrededor de 2 790. Según España, en el procedimiento de suspensión de pagos en curso la actuación de las autoridades públicas (en todo caso, de la Generalidad de Cataluña) obedece sobre todo a su preocupación por minimizar el impacto económico y social que podría tener la difícil situación de Puigneró".
Las naves de Puigneró en llamas
¿A quién querían salvar? ¿Qué minimizaron? ¿Qué problemas transitorios pudieron solventarse? ¿Qué dijeron los sindicatos?
En 2002 cierra la fábrica de Roda de Ter y en 2003 cierra de la fábrica de Prats de Lluçanés afectando a 212 trabajadores; de ellos tan sólo 12 fueron recolocados en otra fábrica. 
En los acuerdos de gobierno de la Generalitat de 2004 vemos lo siguiente:

- 23.764.668,69 euros per  atendre l'incompliment de les obligacions derivades del préstec i aval concedits a Hilados y Tejidos Puigneró, SA. Entre els anys 1993 i 2002, el Govern  de la Generalitat va autoritzar l'aleshores Departament d'Indústria, Comerç i Turisme a consignar en els seus pressupostos crèdit suficient per atendre, en cas d'incompliment total o parcial, les obligacions que se'n poguessin derivar d'una operació de préstec i aval concedides a Hilados y Tejidos Puigneró, SA. Enguany, Hilados y Tejidos Puigneró, SA., ha incomplert les obligacions del préstec que se li va concedir, la qual cosa ha motivat que el Departament de Treball i Indústria hagi de fer front al pagament de part de les quotes impagades. En el supòsit que per part del Govern, a través de l'Institut Català de Finances, i com a conseqüència de  les seves accions per tal de recuperar de l'empresa el deute  pendent, aquell es rescabalés de la totalitat o part de les quantitats, s'efectuaran els ajustaments necessaris per tal de minorar les anualitats o compensar el Departament.  
(Traducido: "23.764.668,69 euros para atender el incumplimiento de las obligaciones derivadas del préstamo y aval concedidos a Hilados y Tejidos Puigneró, SA. Entre los años 1993 y 2002, el Gobierno de la Generalitat autorizó el entonces Departamento de Industria, Comercio y Turismo a consignar en los sus presupuestos crédito suficiente para atender, en caso de incumplimiento total o parcial, las obligaciones que se pudieran derivar de una operación de préstamo y aval concedidas a Hilados y Tejidos Puigneró, SA. Este año, Hilados y Tejidos Puigneró, SA., Ha incumplido las obligaciones del préstamo que se le concedió, lo que ha motivado que el Departamento de Trabajo e Industria tenga que hacer frente al pago de parte de las cuotas impagadas. En el supuesto de que por parte del Gobierno, a través del Instituto Catalán de Finanzas, y como consecuencia de sus acciones para recuperar de la empresa la deuda pendiente, aquél se resarciera de la totalidad o parte de las cantidades, se efectuarán los ajustes necesarios para aminorar las anualidades o compensar el Departamento").
¡Y después no tienen dinero...!
En el 2006 vuelve a sentarse en el banquillo  y, finalmente, en noviembre de 2006 cierra la empresa de Sant Bartomeu del Grau dejando a 500 trabajadores en la calle.
La historia y los comentarios se pueden seguir (en catalán) en el blog del Ayuntamiento de esa localidad. 
Y como colofón han urbnizado lo que fué la fábrica de San Bartomeu del Grau y está previsto derribar las casa obreras en las que todavía quedaban veinte familias. No sé si tendrán casas nuevas los que vivían allí, pero lo que van a tener es un espacio para nuevas alternativas económicas privadas, tiendas y locales de restauración. Las deudas a la Seguridad Social se consideraron incobrables ya que con la subasta y la cantidad de acreedores poco debió recaudarse. Imagino que, no obstante,  sus propiedades personales quedaron a salvo, como siempre. Y  aquí paz y después gloria. 
Una vergüenza; consentida y sabida.
Si un trabajador pide un crédito, no creo que tenga el mismo apoyo....
Lo mismo ha pasado -y pasa- con cantidad de empresas cuyas deudas se declaran incobrables. 
Yo no veo que se critiquen estas cuestiones, ni que se aireen; es cómo un tema tabú (lo sé por experiencia) no sea que vayamos a quitar empleo, pero ....¿cómo va a haber dinero?

Los obreros, como siempre, a punto de precipitarse (o que los precipiten) al vacío.
Esperemos que tengan mejor suerte los de la Nissan, pero está claro que en cuanto los directivos no tengan los beneficios esperados se irán con todos sus bártulos a otro sitio. Esto parece ya "Bienvenido Mister Marshall", pero los derechos y el precedente ya son irrecuperables. Los sindicatos deberían crear conciencia de clase y solidaridad en vez de centrarse en una visión miope en el ahora y aquí.
La Seguridad Social es de todos los trabajadores y la negociación colectiva es el único instrumento con el que se cuenta; sin ella se habrá acabado el movimiento obrero...Claro que OBREROS ya no hay. Tener esclavos baratos es lo que interesa. 







No hay comentarios: