miércoles, 16 de marzo de 2011

El autentico nucleo de la radiación: La especulación.




Después de tanta desgracia de la que se tienen noticias, de los miles de muertos y desparecidos, de la terrible situación de los damnificados, sin pueblos, sin casa, sin luz y con un crudo invierno, el pueblo japonés demuestra su dignidad haciendo colas en los pocos medios de transporte con la conformidad de quien está ya acostumbrado a esto y mira anestesiado su alrededor sin dar crédito a tanta desolación. Conformados a vivir en un suelo con constantes sacudidas y a tener como energía a la que fue su mayor enemiga. Un pueblo que ya sufrió en sus carnes el terrible efecto de la energía nuclear y al que se intranquiliza con datos a medias. ¿Qué hacía el combustible antiguo aún sin reciclar? ¿De qué son las nubes tóxicas? ¿La fuga de dónde proviene? ¿Qué pasará con los trabajadores o personas que estuvieron cerca cuando las radiaciones fueron más peligrosas?¿Les puede tranquilizar que los problemas de salud no sean a corto plazo?
A los medios eso no les importa; se habla de “hecatombe nuclear” cuando lo que hay que decir ya es hecatombe humana. Se relata minuto a minuto lo que pasa y cada día salen a la luz nuevas fotos o nuevos vídeos, ajenos a que allí hay familiares muertos, gente desesperada y atónita corriendo para huir del cataclismo y que en unos minutos desaparecen entre el fango y el agua.
Se miran las noticias con las que nos bombardean, imágenes que tapan por unos días las desgracias y las guerras, incluso la crisis, para olvidarnos después como pasó con Haití.
Nos tienen acostumbrados a las noticias que, como niños, vemos más que entendemos.
Se mezclan magnitudes y conceptos y la gente ya no ve tsunamis sino una nube letal que se aproxima y se ve cercana, como cercanos se ven a los ciudadanos japoneses, bien vestidos, con ojos angustiados y sus máscaras habituales que les tapan la cara.
Ya solo quedan imágenes de escombros de zonas arrasadas y las noticias con cuentagotas de TEPCO, la compañía propietaria de las centrales.
Se tiene que recurrir a otras fuentes que no sean las habituales para enterarse de lo que está pasando. Las centrales afectadas nunca volverán a funcionar y las pérdidas económicas son abrumadoras.


http://www.world-nuclear-news.org/default.aspx
http://www.madrimasd.org/blogs/ciencianuclear/
http://bravenewclimate.com/ es otro de los que ha estado informando del tema y transcribo uno de los comentarios:

"El fracaso de los sistemas de emergencia en las plantas nucleares de Japón no es ninguna sorpresa para aquellos de nosotros que hemos trabajado en ese campo.
Las centrales nucleares en todo el mundo deben disponer de certificados de lo que se llama "SQ" (calificación sísmica) Es decir, los propietarios deben asegurar que todos los componentes están diseñados para el máximo evento concebible, temblores, ya se trate de un terremoto o una explosión de la tarjeta de Navidad de Al Qaeda.
La manera más barata para satisfacer sus SQ es la mentira. La industria lo hace todo el tiempo".


Si no estoy equivocado, parte del problema (que el artículo no comenta, porque obviamente no es estrictamente el funcionamiento de la central) es que existen barras de combustible usado almacenadas dentro de los reactores, que no tendrían por qué estar ahí pero claro, están porque hacer otro edificio para guardarlas es caro y total, el reactor ya está blindado para radiaciones (que es verdad). Que yo sepa, en Francia, y en todas partes, hacen exactamente igual. Esas barras tienen que estar refrigeradas años antes de poderlas manipular a temperatura razonable. Esas barras son más peligrosas que la fusión del núcleo”.

Y finalmente transcribo la nota que ha hecho pública la empresa esta mañana.

http://www.tepco.co.jp/en/press/corp-com/release/11031608-e.

TEPCO tenía la intención de luchar contra los incendios y proporcionar agua adicional para enfriar el combustible nuclear usado con agua vertida desde los helicópteros, pero abandonó el plan porque el agujero en el techo del edificio no se encuentra muy cerca de la piscina de combustible utilizado.
(Ni Pepe Gotera y Otilio)
La empresa puede eliminar algunos paneles de la parte superior de los edificios del reactor de contención en los reactores 5 y 6 con el fin de evitar una posible acumulación de hidrógeno en los reactores. La acumulación de hidrógeno causó explosiones en los reactores 1 y 3.

Todas las varillas de combustible habían sido trasladados del reactor 4 de la piscina de combustible gastado, debido a los trabajos de mantenimiento. Alrededor de un tercio de las barras de combustible en los reactores 5 y 6 se habían eliminado como parte de actividades de mantenimiento y recarga de combustible.

El setenta por ciento de las barras de combustible de la Unidad 1 y un tercio en la Unidad 2 se han dañado, TEPCO dijo. El nivel de agua de refrigeración en las dos unidades se mantiene.

Informes meteorológicos indican que el viento en la planta de Fukushima ha cambiado y ahora sopla hacia el Pacífico.

Un terremoto de 6,1 en la escala de Richter sacudió la región oriental de Honshu de Japón. La planta nuclear de Hamaoka, a unos 100 kilómetros (62 millas) del epicentro, sigue funcionando con normalidad.”

Nos preguntamos... ¿Cómo es posible que se tuviesen centrales nucleares de hace cuarenta años en un lugar de características sísmicas como es Japón y no hayan funcionado los sistema de emergencia? ¿Cómo es que no tenían condiciones especiales las piscinas donde estaban almacenadas “temporalmente” las barras de uranio ya utilizadas? Esos residuos son mucho más peligrosos que los isótopos de yodo y cesio que pueden contener los vapores del agua contaminada de la refrigeración de los reactores.

Es de recordar que en 2007 esta misma central nuclear tuvo un fuga de una de sus piscinas por otro terremoto y un incendio en el reactor 3.

La compañía propietaria TEPCO fue forzada a cerrar 17 reactores cuando se descubrió que manipuló y falseó documentos en las inspecciones del organismo de seguridad nuclear. 


Parece que si va a ser verdad que los residuos no estaban bien acondicionados, es más, estaban mal acondicionados.
Falta saber si son ciertos los datos de los indices de radioactividad, se ha de recordar que las mediciones se hacen en coche dado que los aparatos de medición fallaron.
Es impredecible conocer como continuará y si la población habrá de sufrir más consecuencias. Lo que está claro es que los trabajadores de la central han recibido radiaciones importantes y que las tareas allí no son fáciles. Estos si que tienen claro que su vida está en juego y ese trabajo no lo cobrarán nunca. Desde aquí mi admiración y respeto.
La energía nuclear es en sí segura, pero esto no es lo importante, lo que es seguro que no lo es, es lo que queda de ella que será una herencia tóxica que dejaremos a nuestros hijos, si no nos explota antes entre las manos como está sucediendo en Japón.
¡Que falta de escrúpulos, qué sinvergüenzas y que desnaturalizados!
La tierra no está quieta y seguirá moviéndose. Dará lo mismo que sea energía nuclear o no, si lo único que importa es la rentabilidad a costa de no invertir en sus instalaciones. Es mucho más de lo mismo, no hemos de olvidar que el primer objetivo de los países capitalistas es el lucro.Velarán como siempre por sus intereses económicos y el resto quedará en olvido,

 (Hay algunos links que parecen no funcionar)


2 comentarios:

Miquel dijo...

de momento quien se frota las manos son las electricas....ahora nos subiran el recibo, al tiempo. salut

Olimpia Willemenot dijo...

Tienes razón...