miércoles, 8 de diciembre de 2010

El descontrol de los controladores

Me ha costado adentrarme en el problema de los controladores. He leído noticias, opiniones, quejas y decretos para poder hacerme de una mínima idea de la situación.


Aquí se mezclan diferentes perspectivas de un mismo hecho. Apenas encuentro opiniones de los propios controladores y en cambio muchísimas de la grave situación creada por su ausencia masiva  a sus puestos de trabajo. 
Lo primero que despierta el conflicto de los controladores es indignación. Miles de vuelos anulados y esperas interminables para recuperar el dinero de los billetes.
¡Un puente largo y viajes perdidos! Urgencias, trabajos, adopciones, un sinfín de tristes y desesperantes circunstancias ocasionadas por la falta de vuelos.
Particularmente conozco un poco el tema. Hace ya un tiempo trabajé con un compañero que decidió irse a Madrid a estudiar para controlador aéreo. Tuvo que pedir un crédito que sus padres y hermanos pagaron con el compromiso de su devolución una vez conseguido el puesto. Insistía una y otra vez en que me fuese a estudiar con él, pero a mí me era materialmente imposible seguirlo. Éramos grandes amigos y una vez que hubo aprobado y pasado el curso de formación entré en contacto con otros compañeros suyos. Cada vez que hablaba con ellos me quedaba con una terrible sensación de desasosiego. Mi contacto con profesionales de otro tipo, ingenieros o arquitectos, me habían acercado a la terrible realidad de vivir siempre con la zozobra de que la vida pende de un finísimo hilo. Alertada sobre la problemática me apartaba de ciertas obras, pasaba lejos de ciertas construcciones y temblaba al pasar por determinados puentes.
La información de mis colegas controladores, hacía que viese con pavor el subir a un avión. No dejaba de pensar en cómo después de horas sin dormir podían controlar el agitado tráfico aéreo de nuestros aeropuertos. Lo normal era cambiar guardias y enlazar turnos sin más control que el acuerdo entre ellos, sin dormir varios días, somnolientos o con resaca, controlaban el cada vez más complicado tráfico aéreo. Lógicamente vivían en un estrés continuado, pero disfrutaban de un buenísimo sueldo y de esa flexibilidad horaria obtenida de favores entre ellos.
Ahora con el tema candente intento entender lo que pasa, en esas noticias en las que como siempre has de leer la letra pequeña.


El trabajo de un controlador es un trabajo que conlleva una elevada responsabilidad y que requiere de unas aptitudes físicas específicas ya que de ellos depende el que circulen sin colisionar un sinfín de aviones al mismo tiempo. Sentados ante un radar observan y dan indicaciones. Un fallo puede suponer un accidente en el que mueran cientos de personas.
El problema crucial de los controladores son los abusivos horarios, (tema idéntico al de los médicos que se ven obligados a hacer guardias y después pasar consulta sin un mínimo descanso).
Las horas extras de los controladores estaban muy bien pagadas, por ello fueron haciendo cada vez más horas extras y aumentando de esta forma sustancialmente su salario. 
En  Febrero de este año se aprueba el Decreto Ley 1/2010  por el que gobierno reguló la prestación de servicios de tránsito aéreo. En este decreto se recogen medidas como la de topar las horas extras y parte de estas horas se incluyeron en horas de trabajo que se fijaron en 1670 al año, lo que hizo que bajaran los salarios  y que algunos controladores que no hacían horas extras por motivos familiares se viesen indirectamente obligados a hacerlas de forma gratuita al estar incluidas en las horas anuales. Sus horarios, condiciones de trabajos, licencias especiales estaban negociados por el propio colectivo, de la lectura del decreto se desprende, que ahora dependen directamente de AENA o del nuevo "proveedor de servicios".
En el decreto cabe destacar dos párrafos:
Por convenio colectivo, los controladores al servicio de AENA tan sólo están obligados a realizar 1.200 horas ordinarias de trabajo, que son claramente insuficientes para la dimensión de nuestro sistema de navegación aérea. El resto de horas necesarias para garantizar la continuidad en la prestación del servicio, con una media de 600 horas por controlador, se realizan de forma habitual y de manera programada por los propios controladores con tres meses de antelación, de tal forma que, en la práctica, trabajan unas 1.800 horas de media, de las cuales entre un treinta y tres y un cincuenta por ciento son de descanso. Además, las citadas 600 horas tienen artificialmente la condición de voluntarias y se abonan irregularmente a precio mucho más alto del previsto en el Estatuto de los Trabajadores para las horas extraordinarias, lo que es la causa principal del encarecimiento desmedido del coste del servicio.
Todo menos aumentar plantillas.. pero lo que sigue tiene tela:
Por otro lado, tal y como exigen los reglamentos de Cielo Único Europeo, resulta necesario permitir que otros proveedores de servicios, debidamente certificados por una autoridad europea de supervisión, puedan prestar servicios de control de tránsito aéreo en nuestros aeródromos. Con ello, además de cumplir con los requisitos comunitarios, se introduce la competencia en este sector, lo cual, necesariamente, habrá de producir una mejora en las condiciones técnicas y económicas en las que se prestan estos servicios. La sustitución de los servicios de control en los aeródromos de menor volumen por el sistema AFIS y la entrada de nuevos proveedores de servicios en régimen de competencia en el resto de aeropuertos, permitirá que AENA pueda reorganizar mejor sus recursos humanos y materiales y garantizar de una manera más eficaz y eficiente la prestación de los servicios de tránsito aéreo en ruta o zona, ámbito en el cual ha acreditado una excelente cualificación técnica y que debe conservar en todo caso por su vinculación a la soberanía del Estado.
Claro esta claro.

En la Ley 9/2010 de 14 de Febrero entre otras cosas, se fijaban determinadas condiciones laborales para los controladores civiles de tránsito aéreo.  En agosto el gobierno aprueba el Decreto Ley 1001/2010 en el que se regula lo ya establecido en la ley anteriormente citada 9/2010 y finalmente y en el mismo Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, en el que se eliminan los 426€ de los parados de larga duración, la subida del tabaco y que privatizaban parcialmente aeropuertos y la lotería y pasan a las "Clases pasivas" a la Seguridad Social, (que ya que comente en mi otra entrada a éste blog) se aprovecha para aclarar el Decreto 1001/2010 y en su Disposición adicional segunda puntualiza: 
1. Los controladores al servicio de la entidad pública empresarial AENA, así como al servicio del resto de proveedores de servicio de tránsito aéreo, deberán ajustar su tiempo de actividad aeronáutica, descansos y turnos a lo establecido en el Real Decreto 1001/2010, de 5 de agosto. De acuerdo con lo establecido en el artículo 5 del citado Real Decreto 1001/2010, la actividad aeronáutica anual no excederá de 1.670 horas, sin perjuicio de la posibilidad de ser incrementada con horas extraordinarias hasta un máximo de 80 horas anuales. En el cómputo de este límite anual de actividad aeronáutica no se tendrán en cuenta otras actividades laborales de carácter no aeronáutico, tales como imaginarias y periodos de formación no computables como actividad aeronáutica, permisos sindicales, licencias y ausencias por incapacidad laboral. Estas actividades, al no afectar a los límites de seguridad aeronáutica, se tomarán en consideración exclusivamente a afectos laborales de conformidad con lo establecido en la disposición adicional única del Real Decreto 1001/2010.
Muchos controladores alegaban haber cubierto ya las reglamentarias 1750 horas por lo que legalmente no podían trabajar, se supone que esto fue el detonante. El gobierno se ha dedicado a liberalizar el mercado y homologar sueldos y privilegios con otros controladores europeos para preparar el terreno de la tan anhelada privatización, con el mismo argumento de siempre de que con la privatización, la competencia hará que se dé mejor servicio (siempre hay gente dispuesta a creérselo aunque ya hayan experimentado con la telefonía o las eléctricas que es un puro camelo) no hay más que leer el decreto y  las declaraciones del Ministro de Fomento José Blanco en el  "El País" del 5 de Diciembre, que dice: 
  "No me arrepiento en absoluto. Creo que esta reforma estructural era necesaria para buscar la competitividad y la eficiencia. Esta reforma va a suponer rebajar tasas, más posibilidad de competir, adecuar nuestros tasas de navegación aérea y nuestros salarios de controladores a la media europea. No solo no me arrepiento sino que creo que había que hacerlo, es verdad que la medida que hemos adoptado es una medida que para muchos puede entenderse dolorosa porque les ha supuesto cobrar la mitad o más en algunos casos del salario que percibían, pero creo que en este momento una persona que sigue cobrando en torno a 200.000 euros, más de 32 millones de las antiguas pesetas, sigue siendo una persona privilegiada y no tiene derecho a someter al conjunto del país y de sus ciudadanos a este chantaje". 


 ¿AENA no podía haber previsto la situación y tener reservas suficientes de personal para que esto no hubiese ocurrido?
La política sanitaria ha seguido los mismo derroteros, lo que hicieron es disminuir el salario y pagar mejor las guardias, por lo que para tener el mismo sueldo estaban obligados a realizarlas (al menos en Catalunya y en atención primaria) su sueldo base actual gira en torno de los mil euros, estando topado el número de guardias. También afectó a aquellas personas que no hacían guardias y vieron disminuido su salario so pena de realizar  guardias nuevamente. No aumentan las plantillas y obligan a asumir el trabajo a los mismos de siempre.
Con los controladores más de lo mismo. No amplían plantillas y a pesar de que el tráfico aéreo se ha multiplicado, las plantillas siguen siendo del todo insuficientes.
La privatización hace tiempo que se ceba en la sanidad y mientras se deteriora la pública van creciendo la privada. Es de esperar que el paso siguiente sea el desgravar las aportaciones a tales entidades privadas e incorporar el copago a la pública ( un plan perfecto para cargársela totalmente)
Pero la gran diferencia entre estos dos colectivos son los salarios, aunque las estrategias sean las mismas. Las empresas de ambos colectivos son igualmente deficitarias, pero las unas construyen hospitales y la otra garndes aeropuertos como los de Madrid y Barcelona.
Mientras un médico cobra una media 50.000€ anuales (según la Comunidad varía), un controlador puede cobrar de media 300.000€.
Cuando se les rebajó el sueldo a los funcionarios públicos y entre ellos a los médicos, éstos, los médicos que no los controladores aéreos, se añadieron a la huelga convocada, pero se les impuso unos exhaustivos servicios mínimos y les fue descontado el día, amén de la rebaja salarial.
Los controladores al ser un colectivo de tan sólo 2500 trabajadores, se han lanzado a una "huelga encubierta"  con bajas médicas.¿Qué facultativo se atrevería a no dar la baja a un controlador sabiendo la responsabilidad que tienen en sus manos?
Y va el gobierno y no se le ocurre mejor solución que declarar el "estado de alarma" y militarizar el sector. 
Mientras, se airean sus sueldos y los ciudadanos que han ahorrado cuatro chavos para irse de viaje, teniendo jornadas draconianas por un misero salario, montan en cólera y claro, que no les hablen de un controlador  porqué se le lanzan a la yugular. ¿Esperaban que parando el país el gobierno cedería ? ¿No podían los controladores haber recurrido a otra medida? Tal y como está la tasa de desempleo y las medidas económicas que afecta a los colectivos más desprotegidos ¿No les parece qué podría entenderse como un agravio comparativo para esos sectores su actitud? ¿Qué solidaridad han mostrado ellos con otros colectivos a los que les ha pasado cosas parecidas y no tienen fuerza para negociar ni dinero? 
Pero el sistema en el que vivimos nos tiene acostumbrados a las desigualdades y a las injusticias, no hay más que ver lo que cobran algunos futbolistas, grandes empresarios, algunos políticos, notarios, registradores, etc. Ver las cantidades que manejan los clubs de fútbol, que son grupos de presión de primer orden y en los que los ciudadanos contribuyen a sus ganancias y encima les hacen la propaganda gratuita exportando al mundo entero logotipos y camisetas. ¿ Qué ligazón tienen en este caso la responsabilidad con el sueldo? 
Se puede entender que si te quitan un derecho protestes y utilices los medios que tengas a tu alcance, pero existe una responsabilidad social y no pueden, ni deben olvidarse de ello.


Los controladores son un sector de élite al que se accede mediante cursos que cuestan grandes sumas de dinero, actualmente unos 45.000€ (antes era más barato, pero caros para la media ya que además los cursos son  en Madrid) y después cobran lo que cobran. Han perdido derechos de un plumazo como otros muchos, porque las políticas privatizadoras conllevan eso. Pero...si los controladores cobran lo que cobran...¿qué beneficios tiene AENA?. Pues no, al parecer tiene un deficit importante. Mientras nos rasgamos las vestiduras por la postura de los controladores (por desgracia, estoy convencida de que muchos de los que se las rasgan hubiesen hecho lo mismo si les tocasen su sueldo y que tampoco todos los controladores deben estar en el mismo saco) nos cuelan la privatización, así como quien no quiere la cosa y mientras el personal está distraido mirando hacia otro lado. ¿A quién pues beneficia esta medida?. ¿No será un requisito que han impuesto las empresas interesadas en la compra el de tener beneficios libres de cargas ? ¿Querría alguien comprar un edificio con inquilinos dentro?  El gobierno vende y cobra y después el muerto para quién venga detrás, que con seguridad habría hecho lo mismo,...¡Así va la política!
El gobierno ha decretado el "estado de alarma", es de agradecer que el gobierno tome medidas rápidamente  pero como dice el profesor Juan Torres, con los banqueros son mucho más contemplativos. 
Pero a mí y a otros más, se nos ponen los pelos de punta cuando entra en la palestra el Ejército y son ellos los que controlarán el espacio aéreo y a los controladores. Sus bajas tendrán que ser supervisadas por un servicio médico de AENA...¿Y por qué no por la Inspección médica de la Seguridad Social como cualquier hijo de vecino?

Bueno según el Sr. Rubalcaba, los militares tan sólo supervisan, imagino que de la noche a la mañana, con su experiencia, no dirigirán el tráfico aéreo de toda España... pero me pregunto, si mañana hacen huelga los médicos, ¿Será el Ejército quién tome las riendas de la situación? Bueno al menos así no tendrán que irse a Afganistán.
Pero si se convoca una huelga general...¿Que hará el gobierno? ¿Declarará el estado de sitio?
Son dudas que se me plantean.

11 comentarios:

Asclepiades dijo...

Excelente artículo!. Muy bien documentado y clarificador. Enhorabuena por el blog.

J.L.Rueda dijo...

Los controladores que han secundado la huelga (no todos lo han hecho) se han comportado como auténticos sinvergüenzas al más autentico estilo ganster, tanto ellos como los pilotes de IBERIA están acostumbrados a chantajear al país cada vez que les da la gana.

Hay que tener la cara muy dura para pretender ir de victimas cuando son una casta de privilegiados intocables, ellos mismos se encargan de que no se aumente la plantilla para poder hacer más horas extras, a AENA les sale mucho más barato ampliar plantilla que pagar las horas extras (mucho más caras de lo normal).

Un país como el nuestro donde mucha gente las esta pasando canutas y donde solo se ve un futuro lleno de nubarrones, no pude permitir este tipo de conductas ni de privilegios y monopolios. La solución pasa por abrir nuevas escuelas y abaratar el coste de los estudios, España tiene muchos parados con titulación universitaria y con ganas de trabajar que son actos para este tipo de trabajos.

Creo que en estos temas la opinión de cada una de nosotros se forja a partir de nuestras experiencias laborales y vitales.

Sin que sirva de precedente, pienso que el gobierno esta vez a cogido al toro por los cuernos.

Saludos.

P.D. Los siguientes en perder privilegios tienen que ser la clase política, aunque eso sera mucho más difícil, puesto que en este caso "militarizar" la política no es una solución valida.

Olimpia Willemenot dijo...

A mí me parece que a quiénes tendrían que meter mano es a los banqueros que son los más ladrones de todos.

Gracias por vuestros comentarios.

J.L.Rueda dijo...

No te falta razón.

L'Albert dijo...

Eso, ya tenemos la excusa, cuando los políticos lo hagan tan mal que el país se paralice, el ejercito se hará cargo de la gestión.

Ahora cuando la parálisis este provocada por los bancos se les dará todo el dinero que haga falta y luego ya se deducirá de la sanidad, de las pensiones o de las clases mas débiles, que los militares no entienden de finanzas.

Felicidades por la entrada como la mayoria del blog, con ella he entendido mejor el problema que con todo lo que he leído en la prensa.

Olimpia Willemenot dijo...

Gracias Albert. No hay mejor elogio que el que me hacéis y es un acicate para seguir escribiendo.
Si, ya tenemos ejemplos de lo que pasa cuando los militares toman las riendas, nuestra historia no muy lejana todavía sufre las secuelas y hasta estuvimos a punto un 23F de que de nuevo sucediera.

J.L.Rueda dijo...

Como abogado del diablo, debo deciros que no estoy de acuerdo con vosotros, comparar el Ejercito actual con el Ejercito Franquista o Post-Franquista (que para el caso eran los mismos) me parece poco o nada serio, es lo mismo que comparar a Paco Clavel con John Lennon.

El actual Ejercito Español es un ejercito moderno que nada tiene que ver con el pasado, además de cumplir con su misión de la defensa nacional, participan en muchas más misiones sociales y cívicas, como por ejemplo la participación en la extinción de incendios forestales, misiones de auxilio en inundaciones (en estos días tenemos un claro ejemplo), labores de limpieza de petroleo en Galicia (caso Prestige), etc, etc... ademas de misiones en el extranjero.

Velar por los intereses de la nación y por su seguridad, forman parte de su cometido, y el caos en el espacio aéreo es un serio problema de seguridad.

En cuanto a los controladores, solo decir que lo que han hecho ademas de ser una gran putada para los viajeros, lo es también para otra mucha gente de España entera y del extranjero. El tener que anular los vuelos ( y más en estas fechas) supone un grave contratiempo económico para el sector de la hostelería y turismo (muchos de ellos pequeños autónomos), para las empresas que necesitan repuestos en sus cadenas de producción, para el comercio en general y por tanto para la creación (o destrucción) de empleo, etc, etc.

Como dije en el comentario anterior esta gente me parecen unos sinvergüenzas y creo que tienen que pagar por lo que han hecho, no encuentro ningún argumento serio para justificar sus actos.

Por cierto, ¿que pasaría si los Cuerpos de Seguridad del Estado hicieran un "paro" como el de los controladores y se disparan los delitos a sabiendas de que no habrían policías para evitarlos? ¿seriamos magnánimos con "los huelguistas?...

Lo dicho creo que hay actos que no tienen ningún tipo de defensa ni justificación posible.

No quiero acabar sin decir que un profesional que cobra como mínimo 300.000 euros al año (4 millones de las antiguas pesetas cada mes), es cualquier cosa menos obrero o trabajador, seamos serios.
Saludos.

P.D. El Ejercito no ha actuado por cuenta propia, ha obedecido las ordenes de un Gobierno legitimo salido de las urnas.

Olimpia Willemenot dijo...

Estimado J.L. Rueda.
A lo que estaba haciendo referencia no es al hecho de que exista un ejército. En ningún momento he comparado a uno u otro ejército y menos aún he entrado en la bondad o necesidad del mismo, ni en las labores humanitarias que pueda realizar o realiza.
En el post lo que planteo es el temor que suscita una militarización. Apuntabas en tu comentario que "Los siguientes en perder privilegios tienen que ser la clase política, aunque eso sera mucho más difícil, puesto que en este caso "militarizar" la política no es una solución valida"
En España han habido muchos pronunciamientos militares (pronunciamiento militar: cuando la toma del poder es realizada por miembros de las fuerzas armadas),todos por no estar de acuerdo con la clase política y la mayoría contra gobiernos democráticamente escogidos y refrendados en las urnas. No eran una "solución válida", pero a pesar de ello los hubo. A los que hacía mención en el comentario era a los más recientes. En ambos los gobiernos habían estado escogidos democráticamente. Uno acabó en guerra civil y el otro fue un intento de "golpe de estado". Una medida como la de implantar el "estado de alarma", la primera en 35 años de democracia y en la que se suspenden los siguientes derechos;
- Limita la circulación o permanencia de personas o vehículos en horas y lugares determinados, o las condiciona al cumplimiento de ciertos requisitos.
- Practicar requisas temporales de todo tipo de bienes e imponer prestaciones personales obligatorias.
- Intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, con excepción de domicilios privados, dando cuenta de ello a los Ministerios interesados.
- Limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad.
- Impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento de los mercados y el funcionamiento de los servicios y de los centros de producción afectados.

Da cierto respeto ya que sienta un precedente a aplicar a otras situaciones que se planteen. Hoy son los controladores, mañana puede ser una huelga general.
De todas formas, creo que no debemos olvidar que precisamente el sistema democrático hace que no siempre manden los mismos y un ejército sirve al que manda. (esperemos que nunca llegue la ultraderecha).
En el post creo que quedaba clara mi valoración respecto a la actitud de los controladores.
Gracias por tu aportación aunque lamento que no encuentres serio el comentario.
Un cordial saludo.

J.L.Rueda dijo...

Hola Olimpia.
Aunque tienes razón y declarar el Estado de Alarma es un tema delicado, no es menos cierto que solo se ha aplicado en el lugar donde se ha generado la alarma, osease en la vigilancia y control del tráfico aéreo.
Sigo tu blog desde el principio y me gustan tus artículos y tu forma de escribir, aunque no siempre comparta tus opiniones o argumentos.
Albert me conoce y sabe que siempre digo lo que opino aunque eso suponga que muchas veces discrepemos. Por principios creo en el debate y la discusión, ya que es una forma sana de practicar el dialogo y el libre pensamiento, por eso me atrevo a dar mi opinión en tu blog.
Pues eso, que aunque a veces discrepe de tus comentarios, seguiré siendo lector de tu blog, porque me gustan tus artículos.
Saludos.

J.L.Rueda dijo...

P.D. Por el bien de todos, esperemos que nunca vuelva a gobernar la "ultraderecha" o la "ultraizquierda", aunque la raya que los separa es tan fina que resulta difícil saber quien es quien.

Olimpia Willemenot dijo...

Tienes razón, es una linea muy fina.
Me parece muy bien que opines, es la única manera de avanzar.
Gracias de nuevo.