miércoles, 15 de mayo de 2013

Esclavos del mundo, uníos.


Como íbamos diciendo ayer...


Leo en 20minutos.es, los pros y contras del contrato único que nos quieren endosar desde Bruselas. ¡Pero qué cara más dura! Lo que pretenden es abaratar los despidos y eso intentan conseguirlo con esta patraña. Es decir, les dan una hipotética seguridad a los trabajadores con contratos temporales llamándolos "únicos" y después, en aras a una clarificación del enmarañado número de contratos (que han enmarañado ellos para marear la perdiz) los contratos indefinidos pasan a ser "únicos" y se cargan las indemnizaciones elevadas que es lo que se les atraganta e impide sus despidos. Quieren “simplificar” y hacer unos contratos "temporales-indefinidos", homologando a la baja las indemnizaciones, es decir, todos temporales pero llamándolos "únicos". ¿Para qué EREs? Se trata de abaratar costes a la empresa y que puedan echar a quienes quieran cuando quieran y tener un amplio abanico de esclavos a su servicio. Así pueden vender empresas y patrimonio con tranquilidad, pueden aligerar administraciones, librarse de engorros y el país, según ellos, funcionará mejor. Están además perversamente colando la sutil trama del enfrentamiento, de la solidaridad de clase mal entendida, ese renunciar a derechos por el “bien de todos”. ¿Por qué ha de haber diferencia entre trabajadores? ¿Por qué unos se quedan en la empresa y los otros no, simplemente por la antigüedad? No olvidemos que los que están enfrente son ellos, los poderosos, los banqueros y sus amigos y que sin trabajadores dóciles se les acaba el negocio.


La Troika es la que aprieta sin piedad expoliando países y son capaces de chuparnos toda la sangre si la pueden vender. Por si no lo teníamos muy claro ved quiénes y qué  opinan en Expansión sobre este contrato.

Puede ser una medida más para que los esclavos se rebelen de sus cadenas y el sistema se vaya al garete, porque... ¿Quién va a comprarse un piso o un coche? ¿Quién va a consumir a este paso? ¿Quiénes tendrán unos salarios seguros? ¿Quiénes abandonarán el hogar familiar? ¡Toda la inseguridad nuestra para conseguir la seguridad de ellos!
Témome que lanzan el globo sonda y acabarán haciendo lo que les de la gana; les llamarán indefinidos y lo colarán igualmente mientras los sindicatos sigan con sus posturas conciliadoras, protestando con la boca pequeña y los trabajadores se traguen lo de que "todos hemos de ajustarnos el cinturón". ¿Hasta cuando callar y aguantar?


Para finalizar leed estos consejos para conseguir empleo. La realidad supera a la ficción.

2 comentarios:

Miquel dijo...

El día que se le meta mano a Alemania no habrá por donde cogerla. Las cajas y los bancos de ese país están al límite de la linea roja...al tiempo

Paco Frutos dijo...

Bienvenida al blog Olimpia. Te aseguro que lo que has escrito, breve, concreto y sin ambigüedades sirve mucho para aclarar ideas y actuar en consecuencia. Sin esperar milagros de ello, ¿vale?.
Un abrazo y besos. Paco.