jueves, 19 de mayo de 2011

Otro mayo que no ha de quedar en el olvido

Mayo 1968, París

Las revueltas no son revoluciones. La gente está harta de que los "políticos" pasen de la ciudadanía y hagan lo que les da la gana. Pero si no votamos tendremos más de lo mismo. Sabemos que si los medios de información no informan, la gente no se entera porque la información es manipulable como hemos visto últimamente con la intervención de Libia o con Osama Bin Laden.
De pronto todos los titulares de los periódicos están copados por fotos a todo color de las concentraciones.  Me parece maravilloso que los jóvenes tomen la vez y que se contagie al resto de la población. Ya protestaron con el Plan Bolonia y la cosa quedó en un encierro de unos cuantos y un Plan de estudios que ha ocasionado un verdadero descalabro educativo.
Sin trabajo, sin pensiones, con una sanidad depauperada, haciendo de becarios gratis para las empresas y siendo mano de obra de tercera categoría, la juventud se rebela. Pero parece que se potencia la idea de que "los políticos no sirven para nada" y de que es mejor "no votar"
La abstención y el voto en blanco favorece a la derecha (o a  los que es lo mismo) y con ellos tenemos Ley Sinde, nos quedamos sin sanidad pública y la educación es para unos cuantos.
Hace 43 años otro mayo conmovió al mundo. En mayo de 1968 una gran  revuelta sacudió  Francia y principalmente a París. Comenzó en la universidad de Nanterre y pronto llegó a la Sorbona de París y se añadieron sindicatos universitarios y profesores.  El movimiento movilizó Francia , los trabajadores se añadieron y los sindicatos convocaron una Huelga General que secundaron  unos nueve millones de trabajadores. Hartos de la política de De Gaulle y con planteamientos revolucionarios fue una bocanada de aire fresco que contagió de euforia  y que auguraba importantes cambios. La falta de organización y la prohibición de movilizaciones, la amenaza de sacar al ejército, el achacar la revuelta a grupos extremista y la posibilidad  de una "dictadura comunista" fue el mensaje que habilmente dirigió De Gaulle.  Pero la mayoría de los que participaban no tenían ideología definida y su lema era ir contra todo. Lo que en principio era furor revolucionario fue pasando a cansancio por los desacuerdos y temor. En un interesante artículo para la Universidad de Santiago de Compostela en el año 2007, Manel Castells dice:

"... la mayoría de los cientos de miles de personas que participaron con distintos niveles de intensidad no tenían ideología definida o pertenencia política. Desde luego era tan anticomunista como anticapitalista (los estudiantes comunistas tachaban a los revolucionarios de Nanterre de aventuristas pequeñoburgueses y estos últimos reaccionaban apaleando a los comunistas). Y aunque maoístas, trotskistas y anarquistas trataban de situar sus banderas al frente de la insurrección, fueron una y otra vez desbordados e ignorados por la marea humana que tomó las calles, las facultades y los lugares de trabajo durante más de un mes. ¿Qué hacían y que querían? Todo y nada. Querían cambiarlo todo, pero para saber cómo se reunían y discutían a lo largo del día"





Esta película recoge asambleas y discursos de esos emocionantes días y las palabras de De Gaulle.
De Gaulle prohibió las manifestaciones, disolvió la Asamblea Nacional  y convocó elecciones anticipadas en junio.  Su victoria fue aplastante, salió elegido por el 60% de los votos.

Madrid 15 de mayo 2011

La máxima abstención es de los jóvenes. ¡Votad! ¡Que no nos pase lo mismo!


Imágen de Lainformación.com

1 comentario:

Miquel dijo...

OLIMPIA : El momento es diferente. Se vive otro estado de desesperanza. La gente hace 4 años que no vota, pero hace cuatro años eran dos millones y medio de parados, y se podía vivir en casa. Hoy son 5 millones y el mismo gobierno (no digo que la oposición sea mejor), digo el mismo gobierno. Aquellos venteañeros hoy ya son mayores de edad, y casi con la carrera acabada. Hemos criado una casta, la casta política. Y esto se ha de acabar. Listas abiertas, Organos visibles, proporcion de votos para que no se rifen los votos en blanco, ningún imputado al poder del A8 y la visa oro. La crisis para todos, no solo para unos...Asi de sencillo. Clica y pasa un momento por el bloc. Gracies ¡¡¡ Salut